El fin de semana posterior a la Coronación Canónica, 6 y 7 de noviembre, la Divina Pastora permaneció en Solemne Besamano. El sábado, tal y como nuestra Hermandad y parroquia vienen convocando desde hace varios años, se desarrolló el acto de presentación de los niños bautizados durante el año a la Imagen de la Divina Pastora.

BES2

En una Misa multitudinaria, los niños fueron los protagonistas de la Eucaristía, destacando, sobre todo, el momento en que esos niños y niñas son presentados ante la Imagen de la Virgen, recibiendo una medallita conmemorativa de la Divina Pastora.

Al día siguiente, se celebró una Función Solemne de acción de gracias por los frutos espirituales logrados en el aniversario Parroquial y con motivo de la Coronación Canónica de la Divina Pastora.

Esta Misa se desarrolla habitualmente el último domingo de octubre según consta en nuestros estatutos, pero, debido al Pontifical de Coronación, se trasladó a esta fecha y así quedó fijada.

La Virgen estaba situada en el altar mayor, vestida para la ocasión con la nueva saya y el nuevo manto confeccionados por el taller de Fernández y Enríquez de Brenes, con unos bordados del siglo XVIII que han sido pasados y restaurados para la ocasión. De igual modo, además de la nueva corona y ráfaga de oro, la Divina Pastora estaba engalanada con todas las ofrendas recibidas por su Coronación Canónica, al igual que el Pastorcillo, que lucía las potencias en oro que le impuso nuestro Obispo en el Pontifical de Coronación de nuestra Titular.

BES1

El templo se quedó nuevamente pequeño. La Solemne Función estuvo oficiada por nuestro párroco y director espiritual Rvdo. P. Piñero Serván, quien para la ocasión se revistió con la casulla con la que cantó su primera Misa, y que actualmente custodia nuestra hermandad como regalo del propio sacerdote.

El coro de nuestra hermandad se encargó de la parte musical de la Eucaristía.

A partir de aquí la Divina Pastora Coronada permaneció expuesta en devoto besamano durante toda la jornada, siendo numerosísimos los fieles y devotos que se acercaron a lo largo de la misma a visitarla y rezar a sus plantas. 

A las 17:00 horas se rezó el Santo Rosario, y a las 20:30 horas se clausuró tan maravillosa jornada mariana, que cerraba de forma brillante y solemne los actos relacionados con la Coronación Canónica de nuestra Titular y con el Cincuentenario de nuestra Parroquia.