Iglesia de la Divina Pastora. 

1. Historia.

La capilla o ermita de la Divina Pastora fue edificada a partir de 1789 por la Hermandad de esta advocación, fundada siete años antes en el oratorio de la casería de los Olea, si bien los orígenes del culto a la Divina Pastora datan de 1736 cuando Fray Isidoro de Sevilla lo trajo a la entonces Real villa de la Isla de León. El templo fue concebido para dar digno cobijo a su nueva y venerada imagen Titular. Una junta de oficiales valiente y llena de fervor asumió las dificultades de todo tipo que entrañaba la edificación de una capilla nueva. Los terrenos (una aranzada y media) fueron donados sub conditione por la antigua familia de los Malpica, que poseía varias parcelas en el barrio situado a espaldas del castillo. La empresa de la construcción de un nuevo templo demuestra a todas luces que la Hermandad de la Divina Pastora vivía entonces una etapa de progresivo florecimiento y que era lo suficientemente fuerte como para afrontar un reto de esa naturaleza.

"Como secretario que soy de esta Hermandad de la Divina Pastora, de esta Villa de la Real Isla de León, certifico que en siete de junio de mil setecientos ochenta y nueve, habiendo juntado los oficiales y vocales de dicha Hermandad para celebrar Cavildo particular que presidió el Sr. D. Josef Monzón, Teniente de cura de la Iglesia de esta Villa, se propuso por el Hermano Mayor D. Joaquín Blanco Maldonado, como el Señor D. Juan de Malpica, Regidor perpétuo de este pueblo, determinara hacer donación en tierra de su propiedad de un terreno suficiente para construir una capilla a nuestra titular y que por esto la Hermandad se debería obligar a mandar decir veinti cinco Misas rezadas por las intenciones de dicho señor, lo que se aprobó por los hermanos y se nombraron para este efecto cuatro diputados que fueron D Juan Martinez, D. Pedro Segovia, D. Juan Gautier y D Josef Gutierrez, a quienes dieron plena facultad para tratar y escriturar con el citado Sr. Malpica, el terreno que cede, como asimismo para la dirección de la obra de la citada capilla, de lo que doy fe como secretario de la referida Hermandad. Real Isla de León a diez de julio de mil setecientos ochenta y nueve. Josef Martínez y Rosado."

La iglesia de la Divina Pastora se construyó ex profeso para dar culto en ella a la imagen mariana titular de la corporación, es decir, fue levantada con intenciones particulares: por una hermandad y para una hermandad. De no haber existido la Hermandad de la Divina Pastora y la emergente devoción a la imagen Titular, quizá no hubiera sido construida la iglesia. Otro asunto es que el Obispado concediese licencia para su construcción por juzgar su emplazamiento necesario y oportuno para los fines pastorales del vicariato isleño.

01- Plano de los terrenos de la iglesia 1733