La canastilla.

El actual paso de la Divina Pastora de las Almas de la ciudad de San Fernando tiene su origen a finales del año 1983. Tras unas gestiones realizadas entre la Junta de Gobierno y D. Manuel Fraga Gómez (Mayordomo de la Hermandad de Nuestra Señora del Carmen Coronada), se consiguió rescatar la canastilla del antiguo paso de la Patrona de la ciudad. Dicha canastilla se encontraba no sólo en pésimo estado de conservación (excrementos de palomas, goterones de cal, suciedad acumulada de años, pérdida de dorado, estuco incluso talla....), sino que además, se hallaba cortada en dos mitades de forma intencionada a fin de usarse como peana en los besamanos de la Virgen. Debido a este lamentable estado de conservación, la corporación carmelitana pretendía desprenderse del citado canasto, aunque afortunadamente, las gestiones condujeron a que nuestra Hermandad conservase la citada canastilla.

01 PASTV.CARMEN

Una vez guardada nuestra canastilla en un almacén, se procedió a consultar a nuestro hermano D. Alfonso Berraquero García para ver si se podía restaurar y recuperar dicha obra con objeto de convertirlo en el paso de nuestra Titular. El citado artista vio la posibilidad inicial de unir las dos partes y posteriormente visitar a los tallistas sevillanos D. Manuel Guzmán Bejarano o D. Antonio Martín Fernández para una posible restauración a fondo.