La historia de esta Coronación Canónica de la bendita imagen de la Divina Pastora de las Almas de San Fernando tiene su origen en abril de 1999. En aquella ocasión, comenzaban las reuniones de la Intercomisión de hermandades pastoreñas con el fin de ir creando unas actividades que confluyeran en el 2003, año de la conmemoración del III Centenario del origen de la advocación de la Divina Pastora (1703-2003).

Al respecto, y dentro de ese conjunto de actos a celebrar, destacaba uno de singular trascendencia para la advocación en general y para nuestra titular en particular. La Orden Capuchina de la provincia de Cádiz a través del Convento de Jerez de la Frontera, decide concluir el Tercer Centenario con la Coronación Canónica de la imagen de una Pastora, que fuera titular de una de las Hermandades fundadas por Fray Isidoro, que sería a su vez la primera imagen de una Pastora coronada en España. La elegida fue la Divina Pastora de San Fernando, nuestra Pastora.

A finales de abril del año 2000 tiene lugar la primera visita de los Capuchinos al Sr. Obispo Don Antonio Ceballos. Asisten a la citada audiencia el Guardián del Convento de Jerez, Fray Antonio Ruiz de Castroviejo y Alba junto con otros frailes capuchinos. Tendrían lugar nuevas reuniones al respecto, pero por comenzar la celebración del Sínodo diocesano, la posible apertura de un expediente de Coronación Canónica quedaría aplazado momentáneamente. En cualquier caso, el Sr. Obispo pidió a los Capuchinos que ese deseo de la Orden le fuera entregado por escrito.

Fray Antonio

Fray Antonio Ruiz de Castroviejo y Alba y Fray Miguel de Cantillana