TRIDUO PREPARATORIO

Para el desarrollo del mismo, se realizó un tríptico que contenía el ejercicio del citado Triduo. La Divina Pastora en su paso procesional presidía desde el altar mayor estos Cultos extraordinarios.

Viernes, 29 de octubre.

Desde muy temprana hora de la tarde la iglesia estaba completamente llena de hermanos y fieles de la Divina Pastora, que siguieron devotamente el rezo del Santo Rosario y el ejercicio del Triduo. Este primer día de Triduo, la Eucaristía estuvo presidido por el Rvdo. Padre D. Manuel de la Puente Sendón, Vicario General de la Diócesis de Cádiz y Ceuta.

Triduo 11 20

Las intenciones de este día se aplicaron por la Ciudad de San Fernando, que estuvo representada por su Alcalde, D. Antonio Moreno Olmedo. En el ofertorio hizo entrega del nombramiento de Co-patrona.

Sábado, 30 de octubre.

Al igual que el día anterior la iglesia se quedó pequeña ante la cantidad de fieles que asistieron al transcurrir de los cultos.

En este segundo día, presidió la Eucaristía el Rvdo Padre D. Fructuoso Antolín Camacho, Vicario de Pastoral de la Diócesis de Cádiz y Ceuta. Las intenciones se aplicaron por nuestra Parroquia, que estuvo representada por todas sus fuerzas vivas: clero, hermandades, catequistas, Madre Coraje, Cáritas Parroquial y el coro parroquial que fue el que se encargó de cantar la Misa.

Triduo 2 20

Domingo, 31 de octubre.

En este día la acumulación de personas hizo que se tuvieran que abrir las puertas porque los fieles llegaban a la calle Marconi.

La Santa Misa fue oficiada por el Ministro Provincial, Rvdo. Padre D. Juan Jesús Linares Fernández O.F.M. Cap. Y las intenciones de este día eran por la propia Hermandad de la Divina Pastora. Una vez más el coro de nuestra Hermandad, al igual que el primer día de triduo (el segundo cantó el coro parroquial) se encargaba de los cantos que hicieron vibrar con sus letras a los pastoreños allí presentes.

Triduo 3 20

En el ofertorio, el grupo joven de nuestra Hermandad hizo entrega al Hermano Mayor de unas azucenas en plata dorada que irían colocadas en el cayado de la Virgen a la altura de su mano izquierda. Estas azucenas fueron realizadas en los talleres de los Hermanos Delgado de Sevilla y costeadas íntegramente por los jóvenes.

Posteriormente, se celebró el acto de bendición e imposición de medallas, similar al que nuestra Hermandad realiza durante el Triduo de agosto, y donde numerosos hermanos se acercaron para que sus medallas fueran bendecidas.

En esta jornada un grupo de hermanas de la Hermandad, también se sumó a los presentes para la Señora, haciéndole entrega de unos pendientes confeccionados por los Hermanos Delgado, a juego con la corona, estos consisten en unas series de rosas engarzadas en forma de racimo, que luciría en el acto de la Coronación.

Durante toda la noche, la iglesia fue un hervidero de personas que fueron contemplando a la Divina Pastora en su paso y viviendo con nuestra Hermandad las horas previas al pontifical de su Coronación Canónica, ambiente de auténtica Hermandad y como no de agradecimiento por parte de los que forman la familia pastoreña por la cantidad de muestras de apoyo y felicitación hacia la Divina Pastora.

A las doce de la noche, nuestra hermana y Camarista de la Virgen Doña Rosa Orcero Torti, fue la encargada de rezar el Ángelus, entrando de esta manera en el ansiado día 1 de noviembre, día de la Coronación Canónica.

Durante todo el año y sobre todo en estos días del triduo fueron numerosos los regalos ofrendados a la Divina Pastora por su Coronación, tanto por parte de Hermandades y entidades como por particulares, hermanos y devotos. A todos, desde estas líneas, muchas gracias.